MICRODERMOABRASIÓN

Todas las exfoliaciones conllevan al mismo objetivo, elimina las células muertas, disminuye las arrugas superficiales y combate las impurezas. Una de las diferencias entre los distintos métodos de exfoliación, es el grado de profundidad al que pueden llegar en este barrido de células muertas: algunos lo hacen sólo a nivel de la epidermis y otros llegan hasta la capa media, la dermis. La microdermoabrasión consigue cambios similares a los peeling superficiales pero de una manera menos agresiva permitiendo retornar a las tareas habituales inmediatamente. Este es un procedimiento estético que elimina las capas exteriores de células en la piel. La eliminación de las células muertas en las capas exteriores promueve la regeneración celular, incrementando la producción de colágeno y con ello la elasticidad. Usa puntas de diamante que sin dolor eliminan las células muertas de la piel.

Después del tratamiento la piel se siente y se ve suave y uniforme. Los resultados son inmediatos: los puntos negros y blancos son ablandados de manera que son fáciles de eliminar, las cicatrices de acné y las estrías son menos visibles y los poros dilatados y líneas de expresión son menos prominentes.