TRATAMIENTO REDUCTOR CORPORAL

Los avances tecnológicos han permitido realizar procedimientos en corto plazo con resultados efectivos.

La tecnología del Ultrasonido y Radiofrecuencia logra:

  • Reducir la grasa localizada en abdomen, muslos, glúteos.
  • Remoldear y redefinir el contorno corporal.
  • Reducir celulitis, mejorar la circulación, tonificar y tensar el área.
  • Activar colágeno y elastina.
  • Se realiza por sesiones.
  • No genera incapacidad.
  • Es indispensable la consulta para establecer un diagnóstico, un plan de mejoramiento nutricional y de ejercicio y el tratamiento de aparatología.

    El tratamiento busca destruir los depósitos grasos y de acuerdo a las características del paciente, el tamaño del área, el tiempo disponible por parte del paciente y el tipo de grasa, se utilizarán medios como IMPACT (Cavitación y Electroporación), Impress-240 (Presoterapia), Gimnasia Pasiva, Thermobag, Maderolipomassage, Inbody 370 (Diagnostico de IMC, Grasa Localizada, Masa Corporal, etc). Todos buscando contraer, estimular y regenerar el colágeno y las fibras elásticas al tiempo que reducen la grasa localizada. El tiempo y el número de sesiones se determinan en la consulta.

    Tratamientos Para La Reducción Corporal

    Cavitación: La Cavitacion es un fenómeno físico, que se produce cuando el sonido se propaga a través de un líquido en forma de onda de choque; estas ondas, producen ciclos alternados de compresión y expansión, si la onda de expansión es lo suficientemente poderosa pueden generarse presiones negativas que provocan que las moléculas empiecen a separarse formando “microburbujas” o cavidades.
    Estas microburbujas, respondiendo al campo de sonido en el líquido, crecen gradualmente durante los ciclos hasta llegar a un “tamaño crítico”, esto produce que los adipositos imploten y estallen y/o se rompa la fibrosis sin producir daños a los tejidos circundantes, provocando la efracción de la membrana de la célula grasa con la consiguiente eliminación del contenido lipídico que se desechará como glicerol, es decir, quedando a disposición para ser eliminada por procesos metabólicos y de drenaje.

    Para qué se usa: Para la reducción y tratamiento de la Adiposidad localizada y Paniculopatía fibro esclerótica (Celulitis); este tratamiento es preferentemente corporal ya que los cabezales de aplicación de esta técnica están desarrollados para cubrir áreas de unos 50cm2 aproximadamente, lo que los haría de difícil aplicación en forma facial.

    Las zonas a tratar van desde la aplicación en abdomen, cintura y pantalón de montar, siendo estas las zonas más comúnmente afectadas por esta patologías, hasta la aplicación en muslos, abductores, pantorrillas, brazos y espalda, pudiendo adaptarse dicha aplicación en zonas alternativas al criterio del profesional que lo aplique.

    Cómo se aplica: Requiere de un protocolo de trabajo, siendo fundamental en este tipo de tratamientos el correcto diagnóstico y evaluación de las zonas a tratar. La aplicación se realiza a través de disparos de ondas de choque dirigidos y perfectamente focalizados para poder atacar y disolver la adiposidad localizada. Para ello, el equipamiento debe contar con una tecnología que permita realizar dicho tratamiento en forma simple y segura.

    Electroporación: La electroporación es una alternativa no invasiva a la mesoterapia convencional, por lo que se la ha dado en llamar mesoterapia virtual o sin agujas (procedimiento indoloro) y que permite la introducción de fármacos de forma localizada. Mediante la electroporación, se altera de manera transitoria la permeabilidad de la membrana plasmática lo que ocasiona la apertura de los canales intracelulares y posibilita la introducción de activos electroporados.

    La electroporación también abre finísimos canales en la epidermis a través de los lípidos del espacio intercelular.
    Esta vía es quizás la más importante en las aplicaciones médico estéticas de esta tecnología, ya que permite el paso de sustancias a través de la piel, al aplicar una corriente alternada, lo que hacemos es mover las células de la capa externa de la piel, y este movimiento genera la apertura y modificación de espacios por los cuales la difusión de productos a través de la piel se facilita.

    La electroporación provoca un reacomodamiento físico de las células de la piel.
    Al ser la corriente de electroporación alternada (o sea que cambia de dirección permanentemente) logramos que este reacomodamiento sea continuo, y que vaya generando nuevos poros y canales mientras la corriente esté activa. La electroporación permite introducir tanto micro como macromoléculas, inclusive mayores a 800.000 Dalton como el ácido hialurónico o la heparina, o de 500.000 Dalton como el colágeno. Los liposomas constituidos por fosfatidil colina son el mejor vehículo para el aporte de sustancias mediante esta tecnología.

    ¿En qué consiste? La electroporación consiste en la emisión de una onda electromagnética ( con predominio del campo eléctrico) pulsada, atermica y no ionizable con la finalidad de producir una alteración en el potencial de membrana. Ésta alteración provoca una electrorotación de los lípidos con la consiguiente apertura momentánea de la membrana celular (poros) para el ingreso de sustancias hacia su interior. Este mecanismo tiene la particularidad de ser reversible y transitorio debido a la característica de la corriente: pulsada, no constante.

    Ventajas: Ondas NO ionizantes y atérmicas. No existe contacto eléctrico con el paciente, no hay riesgo de quemaduras químicas, fasciculaciones musculares, dolor e inflamación. No tiene efecto galvánico ni estimula el músculo. Carece de electrodo de retorno (placa neutra). No hay ionización molecular de las sustancias transportadas. No está contraindicado en prótesis. No invasivo. Introduce sustancias iónicas, no iónicas y lipofílicas e hidrofílicas. No precisa gel conductor. Práctico y fácil manejo. Permanencia del efecto conseguido.

  • × ¿En que podemos ayudarte?